Crítica a “Selva Pálida”, de Armando Cuevas

51yiroiu7nl

Título: Selva pálida
Autor: Armando Cuevas
Género: Novela de aventuras
Fecha de su composición: 2016
Edición: Digital
Editorial: Autopublicado
Número de páginas: 562

—¿Estás seguro de que era por aquí? —le gritó Tesa.
La lluvia arreciaba, produciendo un murmullo tremendo al chocar contra la vegetación.
—No del todo—se quejó Travis—. El entorno parece cambiar cada cinco minutos.
—La selva está viva—contestó Tesa.

Armando Cuevas es un viejo conocido en mi libro electrónico, una de las pocas plumas por las que me atrevo a abandonar mi género predilecto y sumergirme en una literatura más aventuresca y visual. Y creedme, cuando la lectura se ha convertido en una especie de dedicación con ojo crítico, no siempre es fácil saber por qué obras merece la pena salirse de las líneas establecidas. Pero, desde luego, este madrileño ya veterano en esto de autopublicarse es una apuesta bastante segura. A él hay que atribuirle la exitosa trilogía de temática apocalíptica Z Furbarbundy y, además de la que ocupa esta crítica, la interesantísima Expedición Atticus. 

He de decir, con mucho gusto, que a mí ha terminado de convencerme con su última novela. Porque casi me atrevería a aventurar que en ella se ha producido una madurez narrativa y temática a todos los niveles. Y no solo por la espectacular ambientación en la que tiene lugar , sino también por las circunstancias que envuelven los sucesos y, por supuesto, los personajes.

Raúl era extremadamente inteligente. Un genio de veintiún años para el que los arcanos de la informática eran cosas de niños y, sin embargo, estaba a punto de cometer un error infantil al dejarse llevar por el entusiasmo y la precipitación.

Julia recibe la terrible noticia de que su hijo Raúl, al que creía viviendo en Miami, ha sido devorado por un jaguar en la Selva Maya. La maestra, atrofiada por la angustia y el desconsuelo, toma el primer avión a la ciudad de Guatemala donde asistirá junto con su ex marido al funeral. Sin embargo, una vez allí, comenzarán a sucederse fortuitos descubrimientos por parte de la mujer que deberá sacar fuerzas de su duelo para saber qué oscuros intereses se esconden tras la muerte de Raúl.

Muy peliculesco, ¿eh? Lo sé, a mí también me apeteció leerla tras enterarme de la trama. Y todavía más conociendo de primera mano lo bien que se maneja Cuevas con la pluma, la acción, la intriga y los toques intimistas que siempre nos regala entre lucha y lucha. Porque os prometo que en ningún momento os parecerá estar leyendo una novela indie: son este tipo de títulos que fortalecen la imagen de la autopublicación.

Por un lado, tengo que ponerme un poco seria al decir que Selva Pálida no está libre de tópicos. Está claro que Armando Cuevas se ha inspirado en varias películas y novelas del género a las que ha aportado su propia creatividad. Es en un cúmulo de clichés que vienen de la mano de otros personajes que se unirán a la investigación de Julia donde podemos encontrar los aspectos más criticables de la obra. Eso sí, no os alarméis: no son insufribles (aunque sí corregibles).

“Estará bien”, había dicho; una estupidez que a Julia, lejos de confortarla, le produjo una visión aterradora: la de su hijo solo, destrozado y pudriéndose en el espacio angosto, frío y oscuro de un ataúd.

El entretenimiento podéis darlo por hecho pero, además, os nutriréis de una serie de detalles técnicos y ambiciosos que, por desgracia, no se alejan mucho de la realidad. La trama de Selva Pálida bebe de las mil y una teorías conspiratorias que tan a la orden del día están y yo, como fiel seguidora de ellas, me ha gustado ver la particular visión de los hechos que se recrean en esta historia. Sin querer desvelar grandes entresijos de estos secretos, puedo dejar caer que hablamos del NWO, una posible Tercera Guerra Mundial o el afán humano por burlar a la muerte.

Podemos dividir la obra en dos grandes bloques: el inicio es más urbano, más intimisma y más pausado. Se centrará en el primer impacto que sufre una madre al perder a su hijo y una serie de sucesos que tendrá que ir sobrellevando con la mayor entereza posible; hacia un poco antes del ecuador de la obra, es cuando la acción toma protagonismo (y también lo hace la selva) adquiriendo un ritmo mucho más ágil y trepidante. Casi, casi, casi, podríamos estar hablando de dos novelas en una.

Pero eso no importaba, porque existían personas que tenían la sabiduría, el poder y la determinación para hacer lo correcto. Visionarios con el valor suficiente para poner en marcha… La Selva Pálida.

Pero no os voy a engañar. Lo que realmente me ha enganchado a las más de quinientas páginas del libro (que, por cierto, amenizaron un largo día de escala en el aeropuerto de Madrid) es el personaje de Julia. Primero, porque no es común ver cómo un autor masculino elige a una mujer para protagonizar una novela. Segundo, porque se mantiene coherente en todo momento con la personalidad y circunstancias de la maestra: sin heroicidades, sin exageraciones innecesarias, sin olvidarse de cada uno de los detalles que ha otorgado a su carácter. Y en la línea de esto, estoy segura de que si sometemos Selva Pálida al Test de Bechde lo aprobaría. Es un gustazo ver cómo los roles de mujeres y hombres se equiparan a un nivel similar, despojando el rol femenino de doncella en apuros y otorgándole su propia fuerza.

Una lectura que podemos recomendar a los amantes de la lectura en general, pero más encarecidamente a aquellos que disfrutan con una buena historia de aventuras a caballo entre Julio Verne y la Jungla de Cristal.

Valoración: Bien, bien.

Adquiere Selva Pálida aquí

Anuncios

Un comentario en “Crítica a “Selva Pálida”, de Armando Cuevas

  1. Reblogueó esto en FUBARBUNTY TRILOGÍAy comentado:
    Ya he comentado alguna vez que mis libros no se prodigan mucho en los blog literarios, seguramente por mi culpa. No soy de andar detrás de los blogueros, enviándoles mis libros para que los reseñen, cosa muy lícita por otra parte. Yo prefiero esperar a que sean ellos quienes decidan si les interesa o no echar un vistazo a mis novelas. Cada uno es como es, y en ese sentido yo soy un poco romántico. Una de estas personas, siempre dispuesta a leer y echar una mano a autores autoeditados, es la escritora y crítica literaria Miriam BV, que en su Blog, “A librería”, le ha hecho un hueco a mi “Selva Pálida”. Aquí os dejo la entrada donde analiza la novela, señalando los puntos que más le han gustado y también los que considera susceptibles de mejora. Una crítica honesta y sincera, como debe ser. Gracias, Miriam, por leer y reseñar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s