Bien, bien

Crítica a “El porqué de las cosas”, de Quim Monzó

Quim Monzó es el escritor catalán más divertido e innovador que conozco y un genio del género breve.

Robert Coover

Título: El porqué de las cosas (El perquè de tot plegat)
Autor: Quim Monzó
Género: Libro de relatos
Fecha de su composición: 1992
Editorial: Quaderns Crema
Número de páginas: 169

El_por_qué_de_las_cosas

Objeto 1. Portada de El porqué de las cosas (Anagrama)

Quim Monzó (Barcelona, 24 de marzo de 1952) es un escritor y periodista español. Suele escribir, normalmente, en lengua catalana, pero sus relatos han sido traducidas a más de veinte idiomas. Su carrera literaria empezó a definirse gracias al periodismo, empezando en los años setenta a publicar distintos reportajes sobre Camboya, Vietnam, Irlanda del Norte y el África del Índico. Fue durante dicha época, en 1976, cuando publicó su primera novela: L’udol del griso al caire de les clavegueres (algo así como El aullido del viento helado hacia las cloacas, siento si mi traducción no es la más adecuada, solo trato que se entienda). Otras obras destacadas son La magnitud de la tragèdia (1990) o Guadalajara (1997). De esta última obra cabe destacar que Monzó dijo en su día que los títulos con muchas letras a eran más atractivos para el público. Monzó debió dudar de dicha afirmación y nombró Guadalajara a su recopilación de relatos del 97 de un modo irónico. ¿O realmente perseguía un fin comercial?

Más tarde, en 1982, pasó un año becado en Nueva York. A partir de entonces, logró publicar un gran número de relatos, artículos periodísticos y reportajes de todo tipo, siempre con un fondo similar, que recordaba a su característico estilo. Gracias a su obra, Monzó ha ganado distintos premios literarios y gracias a sus colaboraciones en televisión, radio y periódicos (TV3, RAC1, Catalunya Ràdio o La Vanguàrdia) ha logrado ser uno de los autores catalanes contemporáneos más reconocidos. El autor catalán tiene varios tics debido al Síndrome Gilles de la Tourette, una especie de trastorno neuropsiquiátrico y también se le ha reconocido un trastorno obsesivo-compulsivo.

En 2007, Quim Monzó leyó el discurso inaugural de la Feria del Libro de Frankfurt am Main, en Alemania, diseñando un texto en forma de cuento que rompió los cánones establecidos por los discursos tradicionales y que fue altamente aplaudido. De diciembre de 2009 a abril de 2010 se hizo un homenaje en forma de gran exposición a su obra y a su carrera en la Sala Arts Santa Mònica de Barcelona.

Després d’anys i anys d’estar absolutament casada, ara (després del divorci) ha descobert el Mediterrani. Però tants anys de no practicar han fet que s’hagi oblidat de nedar, o que ho faci amb tant poca traça que no pot allunyar-se gaires metres mar endins.

[Después de tantos años estando absolutamente casada, ahora (tras el divorcio) ha descubierto el Mediterráneo. Pero tantos años de no practicar han hecho que se haya olvidad de nadar, o que lo haga con tan poca gracia que no pueda alejarse demasiados metros mar adentro].

El porqué de las cosas recoge treinta relatos de Monzó en los que funde la narración con el ensayo periodístico y que, además pueden entenderse, en ocasiones, como manifestaciones de la metaficción o del arte dentro del arte.

Quim-Monzó-para-Jot-Down

Objeto 2. Quim Monzó

La metaficción es una manifestación literaria que engloba y analiza, de un modo autorreferencial, temas propios del arte y sus formas de ejecución, analizando así la ficción dentro de un texto ficticio y poniendo en entredicho su propia verosimilitud (valga la redundancia).

De ese modo, la metaficción juega con la historia que presenta, tendiendo a cuestionar la relación entre la ficción y la realidad. El estilo utilizado en la metaficción recoge ejemplos de reflexión introspectiva o de autoconsciencia, que en ocasiones actúa de efeméride entre la actualidad de la obra y su pasado. Por lo tanto, en el interior de un texto que utiliza el recurso de la metaficción, encontramos como el límite entre la realidad y la ficción se rompen, dando paso a reflexiones sobre la propia naturaleza del texto o sobre las mecánicas o recursos que en él aparecen. Así, el lector se sentirá retado y pensará en cuestiones literarias que van mucho más allá del argumento principal de la obra.

Mai no s’havia imaginat en una situació com aquella. ¿Què ha de demanar? ¿Riqueses? ¿Dones? ¿Salut? ¿Felicitat? El gnom li llegeix el pensament.

Nunca se había imaginado en una situación como aquella. ¿Qué debería pedir? ¿Riquezas? ¿Mujeres? ¿Salud? ¿Felicidad? El gnomo le lee el pensamiento.

Si bien la metaficción es considerada un recurso más bien moderno o posmoderno, y por ello Quim Monzó y sus relatos son un buen ejemplo de ello, también podemos encontrar metaficción en obras más antiguas como El Quijote (1605), de Cervantes. Otros ejemplos de obras cuyos autores optaron por la metaficción son algunos de los relatos de Jorge Luis Borges o Niebla (1914), de Miguel de Unamuno.

417tNAngixL._SX300_BO1,204,203,200_

Objeto 3. Niebla, de Unamuno (Letras Hispánicas)

Y una vez explicada la gran característica a destacar de los relatos de Monzó, vamos a centrarnos en definir su obra El porqué de las cosas y su estilo concreto. Los cuentos adultos que el autor catalán presenta en este libro se complementan los unos a los otros para hacernos reflexionar con el objetivo de que lleguemos a plantearnos cuestiones existenciales, pero también con el objetivo de hacer que nuestra mente toque de cerca el tema concreto de la incerteza humana. El porqué de las cosas es una de las grandes obras de Monzó, habiendo logrado en ella un máximo de esfuerzo: el autor proviene a cada texto de una aparente simpleza esquemática que, nada más lejos de la realidad, oculta una magistral exhibición de recursos literarios.

Los detalles de observación que Monzó incluye en su obra son también algo destacable. Ejemplos de esto son sus formas de poner al lector en situación: tres frases para definir el ambiente de un bar de pueblo, o como un personaje cierra una puerta. En las historias de Monzó, queda definida una neblina surrealista o alegórica que deja desplazado totalmente al costumbrismo. Es así como el autor catalán teje las meditaciones de sus personajes hasta que éstas se completan en pánico, presentimientos o convicciones.

A mitja tarda l’home s’asseu a l’escriptori, agafa un full de paper blanc, el fica a la màquina i comença a escriure. La frase inicial li surt de seguida. La segona també. Entre la segona i la tercera dubta uns segons.

A media tarde, el hombre se sienta en el escritorio, coge una hoja de papel en blanco, lo pone en la máquina y comienza a escribir. La frase inicial le sale en seguida. La segunda también. Entre la segunda y la tercera duda unos segundos.

md14652662560

Objeto 4. Portada de la versión comentada de El perquè de tot plegat

En resumen, la obra de Monzó es algo más que ficción: es metaficción. El autor barcelonés explica sus historias de forma simple y nítida y mide con una exactitud quirúrgica sus cambios de ritmo literario, disfrazando sus esquemas con mucho contenido entre las metáforas de sus líneas. Monzó nos deleita en El porqué de las cosas con un destacable ritmo narrativo, con la elegancia y pulcritud que le caracterizan y con una gran capacidad para transmitirnos lo que le sucede a sus personajes, pero, a su vez, es capaz de interrumpir sus historias para comentarlas y analizarlas.

Nota: Bien, bien

Podéis adquirir El porqué de las cosas aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s